Mobirise

 

¿Qué es el Aikido?

El Aikido es un arte marcial de origen japonés. Arte de combate que permite defenderse sin armas contra uno o varios adversarios armados o desarmados. La diferencia fundamental con otras artes marciales estriba en que busca disuadir al adversario y neutralizar su intención agresiva, más que derrotarle.


El practicante de Aikido utiliza técnicas de proyección y de inmovilización para desequilibrar o dominar a su adversario; puede también acompañar sus movimientos de una serie de “atemis”, es decir golpes en puntos vitales del cuerpo. Su ejercicio incluye la práctica con diversas armas. A diferencia de otras artes marciales, el Aikido excluye tajante- mente toda idea de competición. A primera vista el Aikido, con sus bellos movimientos circulares podría parecer, en ocasiones, poco efectivo, sin embargo contrariamente a esa apariencia “blanda”, es en realidad “duro”, vigoroso y dinámico, con técnicas de probada eficacia. El Aikido está dirigido a todo el mundo, cada uno puede practicarlo a su conveniencia en función de su edad, de su sexo y de sus posibilidades físicas, a condición de estudiar y practicar con continuidad y dedicación. Constituye una perfecta escuela de aprendizaje, experimentación y desarrollo de los valores morales y físicos del individuo. En definitiva, un completo método de educación:


Física,

 - Mejora la salud mediante el desarrollo armonioso de todas las partes del cuerpo

- El aumento de la elasticidad de las articulaciones

- La corrección de la columna vertebral

- El control de la respiración

- La relajación 

Técnica, la ejecución de los movimientos exige:


 - El estudio del desequilibrio

- El conocimiento y utilización de la energía

- El desarrollo de los reflejos


Moral, por respeto al espíritu de no-violencia (que caracteriza al Aikido) y al Bushido (código de honor tradicional), el practicante adquiere y potencia valores como la amabilidad, la educación, la bondad, el coraje, la modestia y el autodominio.

Historia del Aikido

Morihei Ueshiba (1983-1969)

La historia del Aikido va indisolublemente ligada a la de su fundador, a quien conocemos como O Sensei (Gran Maestro). Morihei Ueshiba nació el 14 de Diciembre de 1883 en Tanabe, Prefectura de Wakayama. Era el cuarto hijo y único varón de Yoroku Ueshiba, un granjero acomodado, mientras que su madre, Yuki Itokawa, procedía de una familia terrateniente deascendencia noble. Comenzó a trabajar en la Oficina de Impuestos de Tanabe, pero en 1902, Morihei dimitióy se fue a Tokyo con la intención de comenzar de nuevo como empresario. Fue durante esta primera estancia en Tokyo cuando Morihei comenzó su estudio de las artes marciales, aprendiendo jujutsu y kenjutsu tradicionales.

En 1903 Morihei se alistóen el ejercito y participóen la Guerra Ruso-Japonesa como sargento. Durante la vida militar Morihei continuaba con su interés en las artes marciales y aprendiólas tecnicas de la escuela Goto Yagyu-ryu jujutsu. En 1907 Morihei se licencióy volvió Tanabe, donde trabajóen la granja familiar y participó de la política del pueblo, convirtiendose en el lider local de la Asociación de Jovenes. Durante este periodo su padre contrató al judoka Kiyoichi Takagi, que estaba de visita en Tanabe, para ensenarle, aquí fué dónde Morihei aprendió el estilo de judo del Kodokan. También continuó asistiendo al Nakai Dojo y recibió un certificado de la escuela Goto. En 1912 dirige el asentamiento de una nueva comunidad en Hokkaido, en el pueblo de Shirataki, dedicada al cultivo, la ganadería y la industria maderera. Fue durante su periódo en Hokkaido cuando Morihei conocióa Sokaku Takeda, el famoso maestro de la Daito-ryu. Posteriormente, entrenó intensivamente con Takeda y consiguióel certificado de la Daito-ryu jujutsu.

Tras la muerte de su padre en 1920, decidiótrasladarse a Ayabe en busca de una vida más espiritual bajo la dirección de Onisaburo Deguchi, lider de la religión Omoto-kyo. Durante este periodo, Morihei convirtió parte de su casa en un dojo y abrióla Academia Ueshiba y comenzóa correr la voz de que había un maestro excepcional de artes marciales viviendo en Ayabe.

En torno a esta época la práctica de Morihei de las artes marciales comenzógradualmente a adquirir un carácter espiritual, y desarrolla su propio enfoque original, utilizando unificadamente los principios aplicados y la técnica para romper las barreras entre la mente, el espéritu y el cuerpo. Esta concepción fue llamada formalmente en 1922 "aiki-bujutsu", pero se dió a conocer al público en general como Ueshiba-ryu aiki-bujutsu.

En 1924 Morihei se va de Ayabe con Onisaburo en dirección a Manchuria y a Mongolia, siendo arrestados por tropas chinas y sentenciados a muerte.

Afortunadamente, justo antes de que les fueran a ajusticiar, el personal consular japonés intervino y consiguiósu liberación y  retornó a Japón.
Morihei intentóreanudar su vida anterior de unificación de las artes marciales y de la agricultura, también se interesóen sojutsu (técnica de la lanza) y continuócon la práctica intensiva del arte del sable y del jujutsu. Sin embargo, muy afectado, por las experiencias de la expedición a Manchuria y Mongolia había descubierto que podía ver fogonazos de luz que indicaban el camino de las balas. El descubrimiento de este sentido intuitivo se sucedió frecuentemente con situaciones en las que sentía manifestaciones de una fuerza espiritual. En la primavera de 1925, Morihei conocióa un oficial naval maestro de kendo. Aceptóel reto del oficial y le venciósin llegar a luchar, porque podía sentir la dirección en que irían los ataques antes de que el sable de madera del oficial le pudiera golpear. Inmediatamente después de este encuentro se fue a lavar a un pozo, donde experimentóuna completa serenidad de cuerpo y de espíritu. De repente se sintió bañado de una luz dorada que descendía del cielo. Era una experiencia única para él, una revelación, y se sintiórenacer, como si su cuerpo y su espíritu se hubieran vuelto de oro.

En ese momento supo que el universo y él mismo formaban una misma unidad, y llegóa entender, uno por uno, los principios filosóficos en los que se basa el Aikido. Fue también entonces cuando comprendióque era más adecuado llamar a su obra aiki-budo que aiki- bujutsu. (La sustitución del carácter jutsu por el carácter do cambia el significado de arte marcial del aiki a vía marcial del aiki.)


Entre 1925 y 1927, es invitado en repetidas ocasiones a Tokyo para enseñar a altos dignatarios de la Administración y el Ejército, hasta que decide trasladarse definitivamente y dedicar sus enerías a establecerse en Tokyo como maestro de artes marciales. En 1930 Morihei comenzó la construcción del dojo de Wakamatsu-cho que finalizóen 1931 y se conoce como Kobukan. Durante los diez años siguientes el aiki-budo experimentósu primera época dorada. En esa época el Kobukan era conocido como el "dojo del infierno", por el entrenamiento tan extraordinariamente intenso que se practicaba allí. Para mediados de los años treinta, Morihei se había hecho famoso en el mundo de las artes marciales. Incluso más que por su dominio de las diversas artes marciales tradicionales japonesas, llamóla atención del público por la naturaleza, que marcóuna época, de su propia creación original, "la unión del espíritu, de la mente y del cuerpo en el aiki", llamada formalmente aiki-budo: Durante este período Morihei practicaba kendo intensivamente en el Kobukan Dojo. Con el estallido de la Guerra del Pacífico, los alumnos del dojo de Tokyo fueron yéndose uno tras otro al frente. También en 1941, el aiki-budo fue incorporado al Butokukai (una corporación gubernamental que reunía todas las artes marciales en una sola organización) fue en torno a esta época cuando se empezó a utilizar por primera vez el nombre de Aikido. Morihei se trasladócon su mujer a Iwama dejando a su hijo Kisshomaru al cargo del dojo en Tokyo.

En Iwama, Morihei comenzóla construcción del Dojo Aiki, terminado en 1945. Después de la guerra, las artes marciales fueron en declive por un tiempo, y el futuro del aikido también peligró. Morihei, sin embargo, decidiótrasladar la sede central del aikido otra vez a Tokyo. El 9 de Febrero de 1948, se restablece el Aikikai. De 1950 en adelante, Morihei comenzóde nuevo a viajar por el Japón respondiendo a invitaciones para enseñar, dando conferencias y haciendo demostraciones. Cuando alcanzólos setenta años de edad, la magnífica técnica de Morihei surgía cada vez con más fluidez de la inmensidad de su espíritu, en contraste con la fiereza y la fuerza física características de sus primeros años. Cuando el aikido se fue estableciendo en la conciencia popular, aumentó rápidamente el número de alumnos de todas partes del mundo. En el propio Japón se abrieron nuevos dojos a lo largo de todo el país, y el aikido se extendióa las universidades, a las oficinas gubernamentales y a las empresas, anunciando una segunda época dorada. En 1960, Morihei recibióde manos del Emperador Hirohito, la condecoración Shijuhosho, sólo tres personas del mundo de las artes marciales habían recibido esta condecoración antes. El 12 de Enero de 1968 se llevóa cabo una ceremonia conmemorativa para celebrar la terminación del nuevo Hombu Dojo, el 15 de Enero de 1969, Morihei asistióen el Hombu Dojo a las celebraciones del Año Nuevo. Aunque parecía gozar de buena salud, su condición física se deterioró rápidamente y murióplácidamente el 26 de Abril de 1969, a las 5 de la tarde. El Emperador le concedióuna condecoración póstuma.

El 14 de Junio de 1970, Kisshomaru Ueshiba fue elegido para suceder a su padre como Aiki Doshu, es decir el "Maestro de la Vía", por decisión unánime del Aikikai. Nacido en 1921 en Ayabe, tercer hijo y único superviviente de Morihei y Hatsu Ueshiba. Se convirtióen director del Kobukan Dojo en 1942, tras retirarse O Sensei a Iwama, el II Doshu fue el hombre del desarrollo del Aikikai Hombu Dojo del que ocupa la dirección técnica desde 1948. Viaja por primera vez a occidente en 1964. En 1967 es nombrado presidente de la Fundación Aikikai. Las últimas palabras de O Sensei antes de morir tomando la mano de su hijo fueron: "Cuida de las cosas" y él cumpliósu misión hasta el final. Es, de hecho, el responsable de la etapa de internacionalización del Aikido que se vive desde los años cincuenta en Francia, Hawai, Nueva York y otras partes de Estados Unidos, y continuóen los setenta en España, Inglaterra, Italia, Brasil, Argentina, Australia y países del Sudeste Asiático, para alcanzar en nuestros días a cualquier rincón del planeta. Fue una expansión marcada por la preocupación que mostraba el Doshu por evitar que en este proceso se olvidara el profundo enraizamiento de la disciplina en la tradición cultural japonesa de ahí la formación de la Federación Internacional de Aikido, en Madrid en 1975.

El Doshu Kisshomaru Ueshiba fallecióen Enero de 1999 a la edad de 77 años. Su funeral y el acto público de adiós se celebraron con la presencia de los grandes maestros y dirigentes del Aikido mundial entre los se contaba la presencia de nuestro propio maestro, Nobuyoshi Tamura, muy cercano al Doshu desde su juventud. En la actualidad la Fundación Aikikai está presidida y dirigida por Moriteru Ueshiba (Tokyo, 1951), hijo de Kisshomaru y nieto por tanto del fundador. Es desde 1999 III Doshu.
III Doshu, Moriteru Ueshiba